tintas

Los 3 problemas comunes en la sublimación

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:febrero 25, 2022
  • Categoría de la entrada:Contacto
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La personalización de productos no es una técnica compleja. Sin embargo, como todo en la vida, correrás el riesgo de sufrir algún contratiempo, especialmente al inicio. Tranquilo que Roma no se conquistó en un día. Nosotros vamos a ayudarte a garantizar una conquista segura, por eso te contamos 3 problemas comunes en sublimación y cómo solucionarlos.

Irregularidades en la estampación

Es posible que, una vez realizada la estampación, te encuentres con zonas de la imagen desvanecidas o con colores desuniformes. ¿Cuál es la razón? Pueden ser varias:

  • Distribución irregular del calor en el plato de arriba de la plancha
  • Exceso del tiempo seleccionado en la plancha
  • Falta o exceso de la presión seleccionada en la plancha

Pero a los problemas… SOLUCIONES. Para evitar estas irregularidades, recomendamos:

  • Por un lado, utilizar una almohadilla de silicona en el plato de abajo – ya que permiten mantener una temperatura estable en toda la superficie de la plancha.
  • Por otro lado, utilizar una lámina de teflón en el plato de arriba para protegerlo.
almohadilla de silicona beinsen para base de plancha transfer
Almohadilla de silicona Beinsen
lámina de teflón beinsen para plato superior de plancha transfer
Lámina de teflón Beinsen

Manchas tras el planchado

En otras ocasiones puede suceder que, después de haber hecho otra estampación, queden restos de tinta que pueden ocasionar manchas en las siguientes. Vamos, que puedes convertir tu producto en el dálmata 102.

Cómo era… ¿Problemas? Soluciones. Para evitarlo, te recomendamos utilizar papel protector o lámina de teflón en ambos platos de la plancha. Así, se mantendrá limpia y se evitarán manchas sobre el siguiente producto que personalicemos.

papel protector beinsen para plancha transfer
Papel protector Beinsen

Efecto ghosting (fantasmeo que te veo)

El efecto fantasma -abandonando los anglicismos- ocurre cuando el papel impreso se mueve accidentalmente durante el planchado, emborronando la imagen. Soluciones:

  • Fija el papel al artículo a personalizar con cinta adhesiva térmica. No utilices gran cantidad de cinta, sólo la mínima para que quede sujeto.
  • Utiliza una hoja de papel de un tamaño mayor a la superficie del producto.
  • No retires el papel de sublimación ni la cinta adhesiva hasta que el producto se haya enfriado. Cuando lo hagas, no lo deslices sobre la superficie. Levántalo desde un extremo de forma rápida.

Estos son algunos de los problemas más comunes que puedes encontrarte durante el proceso de sublimación. Puedes encontrar otros relacionados con la humedad, los colores… pero las cosas de palacio van despacio. Si quieres saber más, empieza por aquí y pregúntanos.

Deja una respuesta